jueves, 26 de noviembre de 2009

EL HECHIZO DEL LAGO


El efebo, escapado de palacio, huyendo del malvado rey se detuvo a la orilla del antiguo lago.Era crease o no,la primera vez que tan de cerca le miraba. Lejos del peligro y con la noche cargada en la espalda, contempló maravillado una redonda refulgencia que sobre el agua reverberaba; enfatuado por aquel circulo de diminutas centellas se sumergió entre el liquido purpúreo para atrapar el fulgor que allí flotaba,pero el reflejo ,flor de luces que le enamoraba los ojos se alejaba más y más. Ignoraba la inocencia del desprevenido efebo, que el esquivo brillo que perseguía era el pérfido rey, que bajo un hechizo de magia negra se había transfigurado en traicionera y plateada luna reflejada en el agua, pues juró que antes de perderlo, prefería verlo despojado de la vida bajo el torbellino púrpura de aquel cómplice lago.

viernes, 20 de noviembre de 2009

EL AMOR TIENE EL CUELLO LARGO




La jirafa, al ver al hombre altísimo y pelirrojo, cuyas pecas semejaban su piel de rompecabezas naranja quedó prendada de aquel "especimen" visitante del safari. Contando los dias en cada hierba que encontraba ,sumaban un siglo desde que no le veía; su cuello creció en proporciones agigantadas para mirar por encima de los arboles y aún entre las ventanas de las casas que circundaban para encontrar aquel hombre.Solitaria y con la paciencia de una montaña escogía entre las hojas las más verdes para hacerle una corona.Pero el hombre, el pelirrojo, nunca volvió.Un dia, de esos dias donde el sol se esconde más temprano, pesarosa y con todo el silencio abrazado en el cuello, hundió su cabeza en una nube para olvidar que fué olvidada.

miércoles, 18 de noviembre de 2009

LA RAZÓN Y SU DESDÉN

El hombre del que hablaré, sentado en una cumbre,volando sobre un monte,nadando en oscuros torbellinos,iba más allá de ejercer una poética justicia en un reino tan abominable , displicente e inhabitable como el reino de la psique; el espiritu tratando de amansar las emociones de un enfermo corazón, domesticando un futuro tan indomable como el mismísimo viento, la manía de controlarlo todo afilando el entorno con un orden desmedido,mórbido, desquiciante.Un hombre solo no puede, no lo alcanza, no logra apaciguar los celos, el absurdo y sus disparates cuando el enemigo es una realidad tan intrincada como La Ilíada, no...! ,un hombre solo no puede llevar por el mismo carril sus emociones y sentarlas a la mesa cual afectados comensales de gentil refinamiento.La razón me dejó naufragando en un barco sin timón en la mitad de siete apáticos océanos sin que yo haya hecho nada para merecer tan desarraigada suerte.Hará falta la compasión de otro Dios menos indiferente, menos silencioso, menos esquivo para controlar los sonidos y el silencio de ésta castigadora tempestad...!. Dicho ésto, el hombre del que hablé,sin ninguna piedad de sí mismo, lanzó su cuerpo desde lo más alto de aquel espeso monte.Yo, detrás de las alas de un inmenso pájaro espiaba su desamparada humanidad, yo ,tentado por su tormento le ví...ahora lo quiero olvidar.Ojalá pueda.

lunes, 16 de noviembre de 2009

MORIR SOÑANDO

Al otro lado de aquel estrecho callejón al caer la indiferente y apática noche, un poste de famélica luz alumbraba un pordiosero. El hombre en desgracia tenía la piel rota por las penurias y el corazón esmirriado de tanta displicencia. Agonizando en un trono de miserias, y palpándo la vida cediendo el cuerpo rogaba a Dios el indulto de sus culpas. Interrumpiendo sus rezos y como una manifestación milagrosa ,un joven de porte acaudalado se detuvo ayudarle pero el hombre exhalaba sus ultimos suspiros.Supo así el infortunado, justo antes de morir, que quien vino a rescatarle era su OTRO, su PAR, el hombre que mientras dormía soñaba ser...

miércoles, 11 de noviembre de 2009

DIBUJANDO UN ÁRBOL


Sobre la hoja de papel pintaba un árbol de hojas lanceoladas, el mismo que su memoria custodiaba con celo y esmero; el que afectuoso la situaba tres decadas atrás. Era de madera pesada y maciza, a lo mejor era la mano de Dios.Ella quería abrazar su tronco,palpar su textura de nuevo. "...a quién taló ese árbol deberían sangrarle los dedos! "...Y es que el universo nos sorprende con sus ironías; ella ignoraba que como una broma o tal vez una parábola que el destino le regalaba,esa hoja sobre la que ahora ella coloreaba un árbol, venía de la mismísima celulosa del ébano de su infancia.

martes, 10 de noviembre de 2009

EL HOMBRE DE LA DOLENCIA IMAGINADA


Su examen médico de rutina apuntaba a un hombre de excepcional condición fisica. A pesar de su hipocondria hoy vibraba lleno de aires nuevos sintiendo su cuerpo sincronizado como el mejor de los relojes.Al conducir pensaba que era hora de abatir dolencias imaginarias, de alejarse por siempre de ese miedo a sentir y padecer dolencias; desde hoy -como sugirió su doctor- dejaría de hablar de enfermedades y achaques, es tiempo de seguir adelante.Al minuto, un sudor frio le irrigó la frente, esta vez de alegria , de euforia, al determinar el fin de todos sus padecimientos. Dichoso e inadvertido aceleró intespestivo,sus reflejos no respondieron, todo sucedió en un segundo... lástima que no pudo atinar a frenar para salvarse !

martes, 27 de octubre de 2009

EL HOMBRE QUE MIRÓ DE FRENTE A LA VIRGEN DE LAS PENAS












El acero pulído y afilado de la hojilla laceraba las afligidas venas del hombre mermado por el punzante claroscuro del agobio.Su cuerpo, guarída enfermíza del sombrío desconsuelo,dejaba escapar el rojo quemado que el atribulado corazón bombeaba despaciosamente,manchando el púdico blanco de la porcelana de la tina que en pocos minutos serviría casi como un burlón sárcofago egipcio, de helado sepulcro de un martirizado cuerpo herido por flechas de ácida punta de un amor que cruzó otras esferas antes que él. Allí ella lo esperaría,porque la muerte es una linea que al cruzar quiebra el tiempo de los hombres y los hace eternos.Impregnanda del perfume de bondadosos lirios y desde un vapor escarchado de vibrantes amatistas,la virgen de las penas le aparece vistiendo mantos con pliegues de paz, salpicando con polvos de oro el pecho del hombre inflado de taciturnas melodías, exorcizando estocadas que el dolor clavó recreando el San Sebastian encarnado que paseaba la mirada en las generosas manos de la madre de los santos,llena toda de gracia,que reza por él, que ruega por él mientras se arranca las acarameladas y compasivas lágrimas.Al verla,el hombre moribundo rompió los hilos de plata que lo unían a la carne pecaminosa y sin comulgar, y envuelto en una ingrávida liviandad se marchó dejándo sus culpas apiladas en el cuerpo sin vida...Así, el otro hombre que llevaba rato al frente del solitario suicida se levantó del sofá seguido por su blanco perrito de traviesa cola,y mientras dejaba que la conmoción que le temblaba en el cuerpo se disipara, caminó a la cocina limpiándose los ojos irrigados de un controlado llanto ,para servirse regordetas cotufas y así disfrutar de una nueva pelicula...alguna que le avivara la alegria sacudida por tanta desventura de esa depresiva escena final ..."No más drama por ésta noche!" le decía aleccionador al perrito que revoloteaba meloso en medio del camino...

lunes, 26 de octubre de 2009

EL DIA QUE EL ÉBANO DESPERTÓ



La lluvia era liquida luz amarilla que bañando el bosque explotaba cabreada contra el vigor de los impávidos arboles.Chispas de pólvora encendida eludiéndose veloz entre la espesa arboleda iluminaban intermitente el verdor de temblorosas hojas ,que aferradas a las intrincadas ramas, atestiguaban el apocalíptico diluvio.El plateado de un atinado rayo agrietó el corazón de un ébano que,empapado de noches lloronas, esperó paciente la medianoche,cuando el cielo se aquietó,y el vino derramado por plomizos nubarrones había calmado la sed de toda la hierba mala del bosque.Entonces un hombre atrapado por siglos en medio del macizo ébano despegó los párpados que el olvido le había cerrado en silencio y mirando el sueño de los otros arboles despegó secretamente todo el cuerpo enterrado en el amparo de aquel ébano.Sacudiendo los hombros y emulando sigiloso el caminar de una pantera negra se desplazó misterioso mientras todos los verdes dormían.Alejándose del fresco olor de la madera madre,el hombre aceleró el paso más y más y corrió diligente, presuroso,veloz,tropezando ninfas asustadas vestidas de amarillo limón,arrancando declaraciones de amores imposibles enterradas en la húmeda tierra,vislumbrando flechas de plomo que sangraban indiferencia, pisando relojes olvidados casi por una centuria.Pero al llegar al borde del mundo y mirar el océano ,su corazón cansado de correr se admiró al atrapar con la mirada una perla negra que el mar había expulsado de sus aguas.La tomó en la bondad de sus manos y todos los relojes del mundo suspendieron su marcha,y los bosques crecieron serpenteados de amorosos espiritus y las noches explotaron azuladas auroras boreales...la perla negra y el ébano luego de buscarse en el sueño de los hombres noche y dia,se habían encontrado por fin!

sábado, 17 de octubre de 2009

EVA LA DANZARINA




Entre todas las danzarinas que conformaban el insidioso abanico de estrellas del suntuoso cabaret ,la joven de nombre Eva llevaba consigo algo que a las otras les faltaba...al momento que su esperado numero era anunciado ,las pupilas de los caballeros que poblaban la ostentosidad del lugar, se acrecentaban atrapando las impecables curvas de aquella mujer con millas de intimidante femeneidad.Engalanada al más puro estilo "Mata hari", Eva,escudada en los infinitos favores que la hermosura le proveía ,columpiaba sus caderas a la usanza de la más exótica divinidad lunar, transfigurándose en el blanco del resquemor de las mujeres que allí trabajaban.Una de ellas-de avinagrado semblante y trajeada con las ásperas escamas de la envidia, pero astuta hasta la médula- en complicidad con las otras ,pondría fin a la dorada mujer epítome de hermosura.En unos minutos,quedaría al descubierto como una colosal mentira...esa noche de cruel invierno, Eva la reina del lugar, vagaría burlada las penumbrosas calles cubriendo su verguenza y arrullada por los silbidos de la gélida brisa y la glacial indiferencia de los caballeros que una vez la adoraron.En mitad del escenario y frente a la masculina audiencia sería despojada de sus ropas por las otras "estrellas" del lugar...Todos sabrán que Eva,ahorca su masculinidad debajo del luminoso vestuario ocultando al inmoral Adan.Mientras llega ese esperado momento la excepcional Eva sin una pizca de sospecha ,continua embrujadora bailando e hipnotizando serpientes...

EL NIÑO Y EL NIDO DE MANCHITAS BORGOÑA





En las ruinas de la desolada casa, al fondo en el patio, el niño dibujaba con cómplices creyones de cera un nido de pájaros en las ramas de un arbusto de bicolores hojas.El nidal estaba salpicado de unas manchitas borgoña y restos de azulejas plumas que lo conmovían al tuétano.El pequeño pintor recordaba un grupo de exóticos pajaritos tejedores de la India que le sinfoneaban alegrías todas las mañanas.Con un diminuto pliegue en el entrecejo pintado por la curiosidad, el concentrado chico miraba de cerca su boceto y luego se alejaba unos pasitos atrás para regalarse una panorámica vista de su obra.Entonces afincaba más el creyón verde, y luego el amarillo...De pronto sucedió lo que esperaba....los colores se avivaron disparando una proyección que desde el papel y hacia el frente de su mirada creaban una tridimensional imágen del nido circundada por vapores de color ,que envolvían al pequeño en una juguetona atmósfera.Podía acariciar de nuevo las plumas azules de tan extrañas avecillas que de nuevo melodiosas picoteaban arrulladores cantos.Ese era un ritual que de cuando en cuando ,el niño inventaba en las ruinas del abandonado patio de la que una vez fué su casa, para tratar de adormecer por siempre la entristecedora idea que hacía más de un siglo había dejado esta vida...

viernes, 16 de octubre de 2009

EL LAGO QUE VOMITABA ZAFIROS









Como un ardid,a la orilla del lago asceta pintó sus labios con el ápice de un sumiso coral, haciéndolos en el púrpura de la medianoche fluorescer ávidos de amorosos manifestos.Sedosamente, la mujer desnuda y casi penitente se sumergía en las profundas aguas .Quería tentar un amor,emprender una fuga,visitar paraisos ,apresarse en los ojos de azafranadas divinidades!.Nadando giraba perdída en la lujúria de un premeditado remolino que el centelleante lago engendraba al soñarla carne de Venus,oceánica deidad, llovizna lunar...El argentado cabello improvisaba hechiceras nubes que zarandeándose ingrávidas le hurgaban el pálido rostro.Ella, ebria espuma serpenteando desesperanzadas burbujas quería encontrar su fin en la vastedad del agua.El lago quebraba el espantoso encantamiento de solitarias y penosas centurias.Así en medio de relampágos, vomitaba estrellados zafiros sellando perenne fidelidad a la perdída anacoreta que vivía en el afligido corazón de la mujer. Esa noche el lago flotaba macho y bravío, pues había roto el insufrible y atormentado encadenamiento del enamoradizo mortal que vivía en el fondo de sus aguas...

LA ANACONDA A LOS PIES DE LA VIRGEN


Esa mañana la asustadiza lombriz al despertar y mirar su cuerpo halló un puñal de incredulidad hincándole la mirada.Con escépticos ojos y enroscada al tronco de aquel árbol pudo avistarse desproporcionadamente larga!...de la noche a la mañana su longitud era señorial y majestuosa,tal vez sus plegarias por transmutarse en una Anaconda habían sido escuchadas.De ser así,le abrazaría los pies a la virgen que siempre se posaba a la sombra de aquel arbol -donde ahora ella permanecía ondulante-, a colorear peonías, y no la dejaría ir para que todos vieran que está en lo cierto, que ésa virgen al aparecer trae consigo apaciguados serafines que bautiza con aguas celestes que a chorritos brotan de su manto.O tal vez es tiempo de buscar aventuras, de huír al bosque y camuflar su exótica tez entre lanceoladas hojas, y morder a las ninfas que corretean indecentes perseguidas por locuazes centauros ambarinos.Cuantas cosas podrá lograr ahora que es una valiente y respetada Anaconda!.........Lo que la desorientada lombríz no sabía,era que luego de su nocturno peregrinar, esa mañana despertó olvidadiza y enroscada al tronco de un maravilloso bonsái japonés....

jueves, 15 de octubre de 2009

LA MUJER DE LA FOTO




El equinoccio de otoño al suspirar detrás del verano ,dejaba arenosas trizas de mercurio retrógrado que salpicaban el camino de vuelta a casa.Un cielo plomizo de espesos nubarrones anunciaba una extendida noche .A mitad de su pesarosa ruta , una mujer maleta en mano y de muy excéntrico porte, le pidió risueña que le tomara una foto.Le dijo al hombre de aspecto taciturno,que iba demorada camino a la estación.El tristón individuo accedió cordial,pero al disparar el botón de la cámara un plateado y prolongado flash le centelleó los ojos.Segundos después, al abrirlos , la dama de inusual vestir se había esfumado entre la argentada luz.Al mirar la instantánea foto que sostenía en sus dedos,aquel hombre que minutos atrás se lamentaba por la llegada del mustio otoño, pudo ver en aquel retrato flotando sobre un parque un colorado florecimiento de exóticos capullos que le avivó el desganado espiritu .Supo que ese ultimo recuerdo ,era la mismisima primavera quien se lo había puesto en sus manos...

MARIO Y EL CARAMELO ROJO




Mario, el niño que esa tarde cumplía cinco años sufría de aguda melancolía.La languidez tan atestada de desesperanzados grises le irrigaba los ojos haciendole sucumbir como por un despeñadero el desánimo en su pecho.Ese dia en la austera fiesta de cumpleaños, las benévolas manos de su madrina le regalaron una cajita con caramelos de colores polvoreádos con una lluvia plateada de azúcar.Al abrirla frente a la mirada rígida de su madre, Mario se embriagó con sólo verlos.Con la curiosidad empujándole la mano tomó el rojo y lo puso en su lengua.Aunque increíble, era la primera vez que degustaba uno como ése.El dulce sabor le inundó el paladar,llenándole la boca de esmeriladas promesas,de triunfadores princípes y gigantescas puertas que cariñosas se abrían ante él.Entonces el mundo le regaló un abrazo y la idea de que el fin de todos los males bailaba redondo y dulce en su boca.Sonriendo guardó los otros para que le duraran toda la vida...

miércoles, 14 de octubre de 2009

TAN HUMANO COMO LA CEBRA



La cebra esperaba bajo la entreabierta palma donde curiosos hilos de luna se colaban rayándole de blanco el cuerpo en reposo.Aguardaba paciente y deseosa a que la luna bajara a la afable llanura para agradecerle con un beso la guapura de sus pintas.Una cálida noche, al verla reflejada en el rio, la cebra timidamente se acercó y así, teniéndolo frente a ella cerró los ojos y bebió de él.Generosa sintió que el amor cuando llega, apacigua esmeradamente a los que esperan,entonces todas las bicolores trazas de su cuerpo palpitaron de un alborozo que le hinchaba el cuerpo ,mientras jadeaba complacida y humilde al tiempo que el cristalino rio desaparecía en su anhelante boca.

EL NIÑO ADICTO AL COLOR AMARILLO


Su adicción al color amarillo se debía a que cuando era sólo un inicio de vida dentro de un translúcido globo,una caleidoscópica lluvia tibia color de sol ,lo despertaba todos los dias haciendolo vibrar en medio de ondas que lamían su corazón embobándolo de felicidad.Era que su madre al tenerlo en el vientre, rompía su ayuno cada amanecer con naranjas dulces, mientras con sus dedos rebozantes de puro gozo,improvisaba sinfónicos códigos de amor sobre la burbuja de su abdomen...Así ,Pedrito creció sin saber la razón por la cual era un adicto al amarillo,dibujando lleno de perseverancia a la hora del recreo en su escuela azafranados gráficos ,llamándolo insistemente el color más perfecto del circulo cromático...

martes, 13 de octubre de 2009

PRIMAVERA EN JÚPITER



El fulgor del plenilunio se quebraba en los muros de la casa donde toda la familia rendida por el sueño reposaba.A Lucas ,el pequeño niño, la medianoche menguadora del tedio le secundaba insospechadas quimeras.Era sin ninguna duda su hora preferida.Inimaginable lo que había aprendido hacer solito en las madrugadas... él en un estado entre dormido y despierto tenía el poder de escaparse de su cuerpo y explorar embelesado las cambiantes primaveras de Júpiter.La noche, nodriza de su aventura ,lo acompañaba de vuelta soplándole la espalda.Siempre regresaba a casa poco antes de la aurora ,con alucinantes imágenes de amigables héroes de la antigua Grecia ,con los colores de singulares crisantemos en las pupilas y con su cuerpo completamente empapado de ángeles.

EL PERIODISTA QUE OLVIDÓ LA NOTICIA...


El era un tenáz e incansable tramposo ,cazador de noticias que cual hiena sagáz ,atrapaba los sucesos primero que nadie a costa de fría maquinación y acechanza a sus victimas.Cumplía el mismo ritual casi coreográfico al despertar a la misma hora cada amanecer.Esa mañana hubo una pequeña excepción: Sin saber por qué,el famoso periodista había despertado dos horas más tarde de lo debido y tenía en el cuerpo cierta insoportable levedad, casi ingravidez que no le permitía concentrarse como todos los dias...En el mismo sillón de siempre se sentó:cigarrillo en los labios y café fuerte para despertarse el espiritu.Se disponía a leer la columna de verbo afilado y mordáz de su autoría de un conocido diario.Hoy tampoco el cigarrillo le sabía igual...al abrir el periódico en la página que estaría su articulo ,su foto como un amenazante y despótico fusil le apuntó la cara.El desmedido encabezado del retrato decía que hace dos días había sido hallado su cuerpo sin vida (había fallecido en el sueño).Su liviandad corporal tenía una razón muy precisa...Esta vez no fué el primero en saber tan importante noticia!

LA JAPONESITA DE LA POSTAL


Atesoraba una postal de la que enamorado había comprado diez años atrás.La imágen era la de una japonesita de mirada afable y benévola sonrisa.Laureano,enfatuado por la bondad que la linda asiática irradiaba,duplicó la estampa y la colgó a lo largo de la pared al frente de su cama...así sería lo primero que sus ojos mirarían al despertar en las mañanas.Al cumplir veinticinco años viajó por primera vez a la tierra que siempre le hizo vibrar de entusiasmo:El Japón.Paseaba por una galeria de arte donde una artista exhibía su colección de postales pintadas a mano.Una en particular pasmó el corazón de Laureano: la imágen tenía el rostro de él impreso.Fué entonces que la pintora , autora de aquella inconcebible casualidad apareció en el salón entre aplausos y cordiales saludos.La artista para maravilla del atribulado Laureano era exacta a la japonesita de la hermosa lámina que el había comprado cuando era un adolescente...Así,ellos dos al conocerse crearon una mágica postal que ya estaba grabada en el tiempo...y nunca más se separaron.

EL REY QUE RECITABA VERSOS DE CALDERÓN


El pegaso de piel de nevosa gamuza casi desbocado levantaba trás su paso polvaredas de rosácea arena.En su espalda llevaba al altísimo caballero de la armadura de oro.Iba épico, entonando Calderonianos versos,bajo el abrigo de un generoso y tibio crepúsculo que le guiaba el camino ausente de súbditos y lanzas de plata!.La batalla terminó...el etéreo cuerpo se perdió ante la vista de todos los mortales,haciendo su entrada jubiloso ,en medio de cielos esmerilados que conforman una infinita cúpula teñida de zafiros.Una lección de amor le inundaba los ojos......

lunes, 12 de octubre de 2009

LA MAESTRA ENAMORADA DEL COLIBRÍ


Ella debajo del hombre de eléctrica pelvis,cerraba los ojos imaginando la lección de ciencias naturales que brindaría a sus alumnos la mañana siguiente:El colibrí, aún siendo el pájaro más pequeño del mundo,tiene alas poderosísimas y precisa de azúcar para sustentar su vibrar veloz.La maestra desnuda de ropas y abrazada por el júbilo, disparaba taimadas risitas porque sabía que el colibrí fiel y selectivo,chupaba solo el néctar de su flor favorita:Las empapadas por el color rojizo...el mismo tono del vestido de seda nuevo que su colibrí le despojó ágilmente mientras volaba raudo y veloz en busca de exquisitas ambrosías encima de ella...mañana la lección que la maestra dictará del colibrí en la clase de Ciencias Naturales ,tendrá en su corazón un significado muy particular!

ELLA LEíA LA PALMA DE LA MANO


Descifrando cada cresta que forma las huellas digitales leía la palma de la mano: Mapa de lineas cortadas,enunciador de malhabida riqueza, sierras de dolor y de encierro.El amo de la mano era una rama torcida,de virtud desviada y corazón intrincado en pútridos pantanos movedizos.Quien leía la tenebrosa palma era una maga que concebia oraciones y sudaba temores frente al hombre malo de sombrerito que no decía nada.El sujeto de respiración controlada,escudado en sus ropas de cordero ,escondía un sigiloso demonio en la mirada.Ella encontró su nombre aguijoneado por un conjuro de vilezas en una de sus descarriadas lineas...era su destino.!..entonces con el corazón en un rincón y lacerada de pavor ,supo que ésa palma que ahora ojeaba le apretaría el cuello muy pero muy pronto!

LA NIÑA QUE NO HABLABA


Sobre la copa de un árbol amarillo reposaba el ángel de su diaria faéna de milagros.Una niña que por allí paseaba se detuvo llamada por el rocío que bañaba blancos lirios.El ángel ,percatándose de su mudez le ofrendó un mágico brebaje que llevaba en una diminuta ánfora de plata.Ella, al beberla casi de inmediato escupió al cielo un tornasolado papagayo que serpenteó ligero entre el níveo de las atónitas nubes.Llena de complacencia, miró al jubiloso ángel que revoloteando sus asalmonadas alas le desclavó las aprisionadas palabras.Celebrando y escuchando por primera vez el sonido de su voz ,la niña corrió entre despiertas flores de liz de vuelta a casa...

LAS TRES ARPÍAS


Tres arpías afilaban sus garras sobre el hierro de la espada de un principe caído.Henchidas de odio y camufladas en medio de lánguidas hojas aguzaban el olfato listo a señalarles la ruta a seguir.La más pérfida miró al otro lado,las otras dos la secundaron arrolladas en su invulnerable fetidez...allá lejos, donde los almendros en flor tres niños correteaban boyantes de alegria bajo el cobijo de una generosa primavera. Las tres fieras respiraron al unísono ,afilando los aguijoneados ojos y escupiendo un coro de agonías,sin saber que el otoño donde se esconden no tiene partida, inadvertidas que la tortura del hambre las burlaba con portentosos espejismos que precedían sus atribuladas muertes.

domingo, 11 de octubre de 2009

LA MUJER DEL GIRASOL



Ella sabía que los girasoles falsificaban la forma del astro rey a manera de cortejo que tararea líricos agasajos al azafranado monarca Dios del amanecer.No importa que este acto de amor los transforme en el hazme reír de la hierba que no da flor .Ella, la mujer adicta a la luz solar, imitaba borrachos peces dorados al buscar al sol de este a oeste en traje de baño ,siempre con la piel atezada y polvoreada de bronce.Un dia serpenteantes lineas emprendieron la fragmentación de su cansada tez ,y manchitas de color vino se le asomaron por toda la epidermis ,que al breve tiempo crecieron de manera trepidante.Un mapa de infinitas islas se le dibujó abrazándole todo el cuerpo.Hasta que llegó lo inevitable...La mañana en que ella murió, el cielo se preñó de un cúmulo de espesos y grisáceos algodones ,cubriendo todo vestigio de luz de sol ...como si ella ,locuaz sirena de espumoso mar se lo hubiese llevado de la mano.Al dia siguiente,sin que nadie entendiera de qué manera, un enorme girasol de vivísimo color amarillo apareció en su ventana,entonces desde el ennoblecimiento que pinta el silencio, uno a uno todos los habitantes del pueblo se acercaron a verlo.

sábado, 10 de octubre de 2009

LA ABUELA QUE ARMABA ROMPECABEZAS




La abuela frente a su casa de campo contemplaba el rosal que bajo la vastedad del atardecer la enlazaba de placidez y concordia.Amparada en la tibieza de las horas que precedían la transformación del celeste perdído lentamente en medio del azul marino del cielo y como una visita inesperada ,su afable memoria le surtió un enmarañado recuerdo...El dia que cumplía diez años armaba un enorme rompecabezas al que le faltaba un par de piezas que nunca logró encontrar.Ese dia lloró muchisimo por el extravío de esos pedacitos de cartón tan empapados de significado para ella !.El rompecabezas ,era ese despliegue de fascinantes rosas de encantados pétalos y guarida del rocío que cobijados por el alba AHORA admiraba.Sorprendida supo que las piezas perdídas conformarían su figura... ensimismada en un relajante discernir concluía que esa plenitud que le venía desde la planta de los pies y que se le dispersaba en la frente ya estaba grabada en el tiempo,esperándola..."me hubiese preocupado menos" murmuró.Se quedó un rato examinando el rosal...sonreía al comprender que despues de más de setenta años había por fín completado el rompecabezas!

EL NIÑO DEL VIOLIN QUE NO ENTENDIA LAS MATEMATICAS


En clase de matemáticas, Juanito el niño amante del violín y la música, pero mofado como el más bruto del salón tuvo inesperadamente un abrupto despertar.Con una palmadita en la espalda la maestra le anunciaba que una impertinencia más sería restar chance de multiplicar la oportunidad de elevar al cuadrado sus calificaciones.Entre lágrimas el alumno menos aventajado de la clase explicó que su mamá no le dejaría tocar el violin como castigo, además y por si esto fuera poco, le fraccionaría las nalgas en 3/4 si la maestra le decia algo...ella a las súplicas del niño no le dió ni 1/10 de importancia.Entonces imaginando sonidos de cuerdas de su instrumento favorito,el cerebro de Juanito se iluminó con lo que entendería como su primera lección del universo de los numeros : ... en la complejidad de las inhóspitas matemáticas, el era sólo un solitario cero a la izquierda...

viernes, 9 de octubre de 2009

LA DAMA REDONDA


La pesadilla recurrente de que moriría ahogada en el mar, la llevaba al psiquiatra (quién intentaba con ella diversas terapias alternativas) todos los húmedos lunes de ese verano de finales del siglo diecinueve.Una noche del dia martes la señora Sherwood,conocida en la ciudad como "La Dama Gigante"acostó su infladisímo cuerpo de seiscientos setenta y cinco libras en su principesca y anchisima cama de sábanas rosadas. Su figura imitaba una luna llena agotada de mediócres poemas escritos en su nombre...fatigada acariciaba suavemente el sobrenatural estómago que le impedía mirar sus pies.Poco a poco el hipnotizante sueño la apaciguó,y al cabo de unas cortas horas, su mente borracha de imaginación le regaló un festín donde innumerables rebanadas de tierna carne de cerdo bañadas en abundante salsa de exóticas hierbas e incontables manjares y botellas del más fino de los vinos la hicieron salivar más que nunca mientras dormía.Súbitamente tragó en su intermitente apnea.Así la redonda dama murió en el sueño...nunca imaginó que el mar que recurrente soñaba que la ahogaría siempre estuvo en su boca!

LA MUJER DE LA OPERA

El purisimo blanco irrigaba la seda que torchada con hilitos de oro conformaba su nuevo vestido de impecable estilo.De linaje irrefutablemente distinguido y hermosa por conjución planetaria cantaba el aria que casi la rivalizaba con la CALLAS: Casta Diva... empapada en registros aún más altos que el Everest.Estaba en el centro del escenario de la ópera de Milán, con los brazos abiertos,recibiendo espléndidas ovaciones que provocaban temblores de envidia a los clásicos fantasmas del teatro que vagaban recordando pasados de gloria...Lástima que ante los médicos especialistas,ella no era más que una paciente del ala Este envuelta en una sabana enlodada de eces del hospital Psiquiátrico del pueblo. Su penosa locura latigándole el alma era un eco constante de penosos actos involuntarios.

EL HOMBRE QUE IMAGINABA ESCALERAS




El hombre trepando escaleras blancas de caracol seguía al revoltoso duende que dejaba tras su paso brillantes esquelas escritas con tinta de plata.Cuando casi fué atrapado el esquívo enanito se deslizó veloz y escurridiso por el pasamanos de lapizlázuli. Más arriba, en lo que simulaban peldaños que llevan a la bóveda celeste que forma el cielo, el azorado hombre de temblorosas manos leyó un recado del gnomo: "...Tonto!...La imaginación no debe asustarte a morir, sino más bien inspirarte a vivir..."

jueves, 8 de octubre de 2009

EL HOMBRE QUE MASTICABA NARCISOS


Fué en la noche de opulenta gala, donde los zapatos de charol de los convidados,resplandecian rayitos que semejaban tímidos cometas enfilados hacia la bóveda barroca que moldeaba el techo del salón.Entre ellos,se distinguía el joven de porte aristócrata , labios venusianos y codicioso corazón de mármol.Escoltado por un séquito de imaginarios gnomos les miraba de reojo recoger los suspiros que germinaban en forma de coloridas flores de liz de los labios de todos.Así las alabanzas y halagos boceteaban una escarchada nube de oropel alrededor de aquel egocéntrico Adonis quien perdído sobre nubes de adulación se topó de frente con un colosal espejo adornado con un tupido ramo de blanquecinos narcisos.Escogió uno de fascinante tallo e impecables pétalos y comenzó a masticarlo mientras se miraba perplejo el entrecejo.Embelesado de sí mismo rasgueó su reflejo,entonces trépidamente en medio de su imagen bifurcada desapareció hechizado,envuelto en adulantes conjuros, como tragado por esa lámina de cristal devoradora de Adanes.De esa suerte descubrió que del otro lado de los espejos hay un complejo mundo de atormentadas constelaciones y embrujados anacoretas que mastican narcisos mientras claman su igual...NUNCA MAS SE LE VIO!. Sólo se sabe que desde aquella maravillosa noche de la belle époque,en las madrugadas de cielos despejados y rebozados de estrellas ,se escucha un penitente lamento que viene de una pasada centuria bañada en relumbrones de oropel.

ESTABAN EN LA CASA DEL FRENTE


Sus dedos como un conglomerado de extraños, de recién encontrados, se movían nerviosamente sobre el impávido teclado.Las manos borrachas de fábula tejían palabras veloces que ametrallaban párrafos ávidos de lectura.Los ojos valseaban las sumisas letras cazando a las más débiles, las que no decían nada.El era un escribidor de alegorías que atestiguaba desde los ojos de la casa lo que hacían los hombres de la calle.Las concebía en silencio,secundado por la luz de una pequeña lámpara que bordeaba lágrimas de cristal ambarino.Una noche, un rayo de purpúrea neblina violentando la ventana le tocó los hombros.Sospechoso se quedó vigilante apuntando la mirada curiosa al celaje del crepúsculo...Flamélico volvió a entregarse al extraño trance de escribir.No sabía que amparadas por la inmóvil complicidad bañada en piedra las dos gárgolas de la casa del frente lo miraban acompañadas del plenilunio que se les estrellaba en los ojos proyectándose como bípedas linternas chillonas de luz...

lunes, 5 de octubre de 2009

UN HILO DE PLATA


Al antiguo héroe el olvido le enmarañaba el torturado cuerpo.Yacía en un lóbrego laberinto, obligado por la oscura desesperanza a golpear su cabeza una y otra vez contra los muros.Con cada impacto, centauros juguetones vibraban entre los sesos de aquel hombre como un truco para evitar la clausura del alma.Su frente plagiaba el rocío de aquellos extraños lirios que le robaron la mirada camino al templo.Cayó desalentado enrojeciendo los paredones que lo habían martirizado.Ya en el suelo,y al cabo de unos minutos, un rayo blanco níveo de luz le abrió los cansados parpados. Al incorporarse anonadado, un fulgente hilo de plata bajo sus pies se alargaba centelleante.Entonces la esperanza le aleteó el pecho con fuerza y agradeciendo a los dioses una sonrisa se le encarnó en los labios.Caminando sin oír sus pasos escoltaba al resplandeciente filamento que generoso le señaló la salida.Queria correr por los olivos a beber su libertad...no sabía que detrás, en el laberinto,arropado por la tenebrosa opacidad ,dejaba su cuerpo inmóvil...Más tarde comprenderá que ya está muerto...

LA LUZ...

LA LUZ...
ENTRA SÓLO EN LAS MENTES QUE HAN HECHO UN CAMINO PARA RECIBIRLA.

EN EL REINO DE LA MENTE

EN EL REINO DE LA MENTE
LA IMAGINACIÓN ES LA PRECURSORA DE LA RAZÓN.

...EL AMOR SERÁ LA RECOMPENSA DE LOS CUERPOS!