jueves, 8 de octubre de 2009

EL HOMBRE QUE MASTICABA NARCISOS


Fué en la noche de opulenta gala, donde los zapatos de charol de los convidados,resplandecian rayitos que semejaban tímidos cometas enfilados hacia la bóveda barroca que moldeaba el techo del salón.Entre ellos,se distinguía el joven de porte aristócrata , labios venusianos y codicioso corazón de mármol.Escoltado por un séquito de imaginarios gnomos les miraba de reojo recoger los suspiros que germinaban en forma de coloridas flores de liz de los labios de todos.Así las alabanzas y halagos boceteaban una escarchada nube de oropel alrededor de aquel egocéntrico Adonis quien perdído sobre nubes de adulación se topó de frente con un colosal espejo adornado con un tupido ramo de blanquecinos narcisos.Escogió uno de fascinante tallo e impecables pétalos y comenzó a masticarlo mientras se miraba perplejo el entrecejo.Embelesado de sí mismo rasgueó su reflejo,entonces trépidamente en medio de su imagen bifurcada desapareció hechizado,envuelto en adulantes conjuros, como tragado por esa lámina de cristal devoradora de Adanes.De esa suerte descubrió que del otro lado de los espejos hay un complejo mundo de atormentadas constelaciones y embrujados anacoretas que mastican narcisos mientras claman su igual...NUNCA MAS SE LE VIO!. Sólo se sabe que desde aquella maravillosa noche de la belle époque,en las madrugadas de cielos despejados y rebozados de estrellas ,se escucha un penitente lamento que viene de una pasada centuria bañada en relumbrones de oropel.

1 comentario:

LA LUZ...

LA LUZ...
ENTRA SÓLO EN LAS MENTES QUE HAN HECHO UN CAMINO PARA RECIBIRLA.

EN EL REINO DE LA MENTE

EN EL REINO DE LA MENTE
LA IMAGINACIÓN ES LA PRECURSORA DE LA RAZÓN.

...EL AMOR SERÁ LA RECOMPENSA DE LOS CUERPOS!