miércoles, 18 de noviembre de 2009

LA RAZÓN Y SU DESDÉN

El hombre del que hablaré, sentado en una cumbre,volando sobre un monte,nadando en oscuros torbellinos,iba más allá de ejercer una poética justicia en un reino tan abominable , displicente e inhabitable como el reino de la psique; el espiritu tratando de amansar las emociones de un enfermo corazón, domesticando un futuro tan indomable como el mismísimo viento, la manía de controlarlo todo afilando el entorno con un orden desmedido,mórbido, desquiciante.Un hombre solo no puede, no lo alcanza, no logra apaciguar los celos, el absurdo y sus disparates cuando el enemigo es una realidad tan intrincada como La Ilíada, no...! ,un hombre solo no puede llevar por el mismo carril sus emociones y sentarlas a la mesa cual afectados comensales de gentil refinamiento.La razón me dejó naufragando en un barco sin timón en la mitad de siete apáticos océanos sin que yo haya hecho nada para merecer tan desarraigada suerte.Hará falta la compasión de otro Dios menos indiferente, menos silencioso, menos esquivo para controlar los sonidos y el silencio de ésta castigadora tempestad...!. Dicho ésto, el hombre del que hablé,sin ninguna piedad de sí mismo, lanzó su cuerpo desde lo más alto de aquel espeso monte.Yo, detrás de las alas de un inmenso pájaro espiaba su desamparada humanidad, yo ,tentado por su tormento le ví...ahora lo quiero olvidar.Ojalá pueda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LA LUZ...

LA LUZ...
ENTRA SÓLO EN LAS MENTES QUE HAN HECHO UN CAMINO PARA RECIBIRLA.

EN EL REINO DE LA MENTE

EN EL REINO DE LA MENTE
LA IMAGINACIÓN ES LA PRECURSORA DE LA RAZÓN.

...EL AMOR SERÁ LA RECOMPENSA DE LOS CUERPOS!